Y entonces me acordaré de ti

y pasaré la noche buscándote, buscando tus ojos y tus labios, entre miles de peces, en las redes que nos han atrapado. Y pondré a Dani Flaco para verte mejor, que sus letras me cierran la herida, buscaré en los 90 nuestras cartas y mis miedos, los rincones de postales de Chernobyl, las heridas que…

Lo siento, amigos

Lo siento amigos, pero llegaron los bárbaros. Hace tiempo acamparon a las puertas de mi vida. Veía sus tiendas, sus hogueras, sus caballos. Yo, ajeno a los intrusos, conservaba intacta la esperanza de tu risa y de tu cama, de reír y llorar, de nuevos amaneceres y callados silencios. Se acercaron los bárbaros, mi vida…

El detalle

Ellahubiera podido tener a quien hubiera querido pero en este caso el detallefueque ella no me quería a mí.

Tan poco, tan lejos

Durante mucho tiempo soñaba con besar tu espalda en la mañana. Se me olvidó pedirlo y ganó el olvido: una WhatsApp a medio escribir que quedó colgando en el precipicio de tus labios, en el abismo de mi corazón. Mienten aquellos que dicen que el tiempo lo cura todo. Mi dolor no lo cura el…

No sé por qué

Estoy, como todos, confinado. Y, a pesar de estar muy a gusto teletrabajando, no sé por qué abandoné las entradas en este blog… Será la rutina que ha volado por los aires, será que he enfermado de tu ausencia, y trato de buscarte en fotos y en las redes. Debe de ser que, sin otro…

Tod@s menos tú

(le tomo prestado el primer verso a Diego Ojeda, pero cada corazón tiene una o varias chicas revolucionarias, y cada revolución sus luces, sus sombras y sus espinas) Mi chica revolucionaria no tiene perro ni gato, ni aun canario; tiene la mirada perdida cuando la miro y fuego en sus ojos cuando la toco y…

Hic sunt dracones

Una noche mala y poco dormida, tinieblas, noche e irrealidad acompañan mis movimientos por la ciudad, del metro al centro comercial y luego las calles y de nuevo el metro. Luces, caras, recuerdos de aquella vida contigo que ahora vuelven a asaltarme en las esquinas, en los pasillos. Porque huí de esa vida, y ahora…

En medio de la nada

Tras una semana atacada, un fin de semana perdido entre la soledad, las películas y la oscuridad de mi casa, vuelvo el lunes a la sobada realidad, al habitual parte de bajas, a seguir caminando sin saber a dónde, sin desear nada ni nadie. Y el lastre tira y tira: hipoteca, préstamos, hijos, trabajo… Y…

Vie grise, vie nue

Vivo en un terrible lugar gris, una monótona llanura interminable, sucia, desharrapada, zafia y bochornosa. Los días son trenes de mercancías interminables, sin nada que cambie de vagón a vagón. Solo puedes mirarlos pasar o cerrar los ojos. Esperar el fin. Mi vida está completamente desnuda, expuesta a los terribles vientos heladores de la desesperanza,…

¿Duele?

Ella, a mí, me dejó una cicatriz que cruza de norte a sur, de arriba a abajo, mi corazón. A veces, en las noches en que otras mujeres visitan mi cama, la tocan, la rozan quizá por accidente; otras veces es el morbo de ese costurón que quiere contar su historia. Y preguntan: -«¿Duele?» Y…