Epifanía

Se me perdieron las musas y,con ellas,las ganas de escribir.Cuesta a veces vaciar la sentinade un corazón desahuciado,de un ejército errante,de una ciudad sin ventanas.Decir corazón, verano, estrella,canciones, risa, esperanza.Buscar verbos con que coser palabrascuando cae el silencio.Pero no hay peros esta vez.Y las palabras irrumpen,saltan las cercas y las paredes,inundan los pastos,apagan los incendios…

Déjame

Déjame dormir a tu lado.Déjame curarme con tu abrazo ,que éste cierre todas las fatigadas heridas que la vida y los hombres me procuraron con su egoísmo .Déjame colgarme de tu risa,prenderme de tu falda;dibujarte en la espalda otro corazón,tan grande ,que los atlas no pudieron recogerlo, que los navegantes malograron sus naves, buscando inútilmente…

Deseo

que tus días terminen con un te quiero y empiecen con un abrazo.

Elegí mal día para volver a escribir

Han llegado esta mañana, casi sin avisar. Un mazazo terrible en el cráneo, que ha bajado por toda la columna y me ha dejado «estaqueado», como dijo Cortázar. Debí haber atendido a los presagios, esos heraldos negros que llevaban volando en círculos desde que la aurora de rosáceos dedos trepó por la pared de mi…

Celebremos

Celebremos hoyque estamos vivos.Celebremosel sol en tu rostro,el viento en el parque,la última copa y el primer sueño.Celebremosque la Tierra rueda,quizá por nosotros.Que la poesía sigue siendoel arma cargada que devuelve la vida.Que nosotros, los de antessomos los que cantó Neruda.Celebremosque las heridas no duelen,que las balasnos han atravesadoy seguimos volando.Celebremosque vomitamos risas y palabrasde…

20 de abril (del 30)

En la vida, a veces uno no puede elegir. Pasan cosas, y ya está. Esas cosas pasan porque sí, por nuestras decisiones, por las decisiones de las demás almas atormentadas. O yo qué sé por qué pasa lo que pasa. El caso es que pasan. Así que no podemos elegir qué sentimos. Tristeza, alegría, temor,…

20 de abril (del 24)

Hola, michi, ¿cómo estás? Me entró la melancolía, y te debía hablar. No son buenos tiempos para la lírica, ni para escribir. Con los bárbaros en las puertas demasiado tiempo, a veces uno se cansa de luchar. Es inevitable, es inevitable tener que esconder los sentimientos y volver a levantarse, empuñar la espada o el…

Buscando

Llevo mucho tiempo sin escribir. Se me han ido las ganas, no sé por qué, aunque me lo noto y lo temo dentro de mis entrañas. Esta bitácora siempre fue una válvula de escape, un soliloquio que era plática con un buen amigo (perdón, Machado). Y últimamente no estoy hablando con nadie. Están cambiando demasiadas…

De repente

De repente, tú. De repente Madrid, la lluvia, la música. De repente tu risa, de repente tú y el vuelo de tu falda. De repente carreras, cigarros, nata. De repente puestas de sol, confidencias, esperanza. De repente abrazos. De repente dos locos bailando. De repente miedo, de repente pena. De repente abril de repente luna…