El cuento de nunca acabar

Anoche, mientras dormías, te hice canción. Conocí a una princesa con alas en los pies, rayos en la risa y flores en el pelo Me cogió de la mano y me llevó a su reino de hadas y elfos, de grifos y dragones. Aquella noche, antes de dar las doce, me besó en los labios…

21

Entonces apareció el zorro: -¡Buenos días! -dijo el zorro.-¡Buenos días! -respondió cortésmente el principito que se volvió pero no vió nada.-Estoy aquí, bajo el manzano -díjo la voz.-¿Quién eres tú? -preguntó el principito-. ¡Qué bonito eres!-Soy un zorro -dijo el zorro.-Ven a jugar conmigo -le propuso el principito-, ¡estoy tan triste!-No puedo jugar contigo -dijo…

KO

Por primera vez en mucho tiempo estoy tendido sobre la lona. Totalmente noqueado, con una percepción irreal, fantasmagórica, de todo lo que me rodea. Quizá parezca injusto decir que ni la he visto venir, pero no me he enterado de nada hasta que he besado la lona, cuando lo que quería en realidad era besarte…

Hasta septiembre

Históricamente siempre me cogía vacaciones del blog en septiembre. Más que nada, porque son mis vacaciones obligatorias, y no sabía si podría o me apetecería seguir escribiendo. Además, hay mucha gente de vacaciones. No sé si este año haré lo mismo, pero por si acaso me despido. No me apetece despedirme: me apetece seguir lanzando…

Días raros

Escribo menos, por muchos motivos. Y no todos ellos malos, hay que decirlo. Porfesionalmente tengo un pico de trabajo que me agota mentalmente y esquilma mi tiempo. Las reuniones no ayudan, y las setas y los incendios a apagar tampoco. En lo personal todo me está dando vueltas. Como si me hubiera atropellado un autobús…

Un relámpago de tranquilidad

Acabo de experimentar una sensación extraña, que hace tiempo que no sentía, de la que no gozaba. Y me ha gustado. Sigo quejándome del ruido de los días, que es especialmente intenso estos días de matrícula universitaria, estos estertores de julio. Y, además, hoy tengo una cena profesiopersonal. Así que he tenido que quedarme en…

El ruido de los días

ese a que los fines de semana no suelen ser mi parte preferida de la semana, la vuelta al trabajo me devuelve de manera brusca y violenta a la realidad. La poesía que tenía en mente se ha quedado ahí, tres versos de desamor colgados en tu ausencia. Y la poca esperanza, la poca ilusión…

Metro de Madrid

Es lo que tiene Madrid. Que a veces es una ciudad que te reconforta. Que tras meses de alejarnos, nos reconciliamos una noche como ayer, en plena fiesta del orgullo gay. Bienaventurados los que nada esperan, porque nunca se verán decepcionados. De alguna manera vine así a Madrid, expectante ante otro viaje de funcionario y…

Estaba lejos y perdido

Siempre estoy perdido; quizá algún día ayudes a encontrarme. Pero además, esta semana estuve lejos y ocupado, y dejé de lado plasmar aquí mi melancolía, mis derrotas cotidianas en esta guerra que voy ganando y que, sorprendentemente, acabaré perdiendo. Y hoy, con dos cervezas y empezando a echarte de menos sin conocerte, me gustaría decirte,…

Un sábado más

Otra vez ante la incertidumbre del folio en blanco. Otra vez sin saber qué decir. Me cansa hablar sobre mí otra vez, quejarme de mi mala suerte, lo mal que estoy y lo poco que me quejo. Me agota escribirle a esa mujer de belleza y lealtad incomparables que nunca se quedó en mi vida…