Cicatrices

Supongo que todos estamos hechos de cicatrices. Unos más que otros; unas, las cicatrices, más profundas que otras. Supongo que son cosas de la vida. La mayoría de las mías hace tiempo que dejaron de doler, en condiciones normales. Una cuestión de supervivencia: las noches son muy largas, y el dolor a veces se paseaba…

Del amor en general (y de ti en particular)

Tengo por ahí un par de poemas a medio escribir, que no han podido salir de mi cabeza, o de mi corazón. No estaba el aire propicio para escribir versos, debía de ser, o las musas habían salido de vacaciones. No dejo de pensar en todo. En toda mi vida, en todos mis errores. En…

A ti

La vida no es justa. A veces nos atropella. Nos da miedo. Nos asusta. Las personas, a veces, tampoco somos justas. Puede que haya personas malas, que causen dolor. Todos causamos dolor. También hay personas buenas. Que curan. Y que, a veces, causan dolor. No podemos controlar el futuro. Aunque quizá es importante no dejar…

Renacimiento

Hace un par o dos de meses creé una carpeta en mi ordenador, y le puse de nombre «renacimiento». Era estrictamente profesional, y comencé a almacenar tareas y documentos para un resurgir profesional, un nuevo reto que me planteaba para demostrar que algo quedaba en mí. Y ese reto profesional implicaba también un reto personal….

Esperanza es una estación de metro

Acabo de llegar de viaje, y me he sumergido en el tráfago de la vida para tratar de limpiar el parabrisas de los impactos del trabajo. Dos días fuera saturan los buzones. Dos días fuera que, de alguna manera, dejando aparte el destino y los motivos, han sido un bálsamo de esperanza. Porque a veces,…

Hay días

Hay días que lo bordas, y días que lo tiras por la borda. No es la primera vez que empiezo una entrada así, no es la primera vez que un día estás arriba y al siguiente luchas por sacar la cabeza del agua en medio de la tormenta. El día no empieza bien. Me ha…

Un océano de amor

Esta bitácora, este blog no deja de ser un río de una vida, la mía. Como un río, a veces es torrente, a veces río, a veces tempestuosa cascada. Como una vida. Y vierto al río mis penas, mis lágrimas, mi rabia, mi frustración y, cómo no, mi amor y desamor. Lo dije en una…

La antesala del terror

Se acercan las fiestas de mi pueblo. Como no conocéis mucho de mi historia, éstas no son fechas nada agradables para mí. Por suerte, mis vacaciones se acaban y el trabajo vendrá a salvarme, con una dosis de esperanza justo en la hora más negra, al comienzo de todo. Se empieza a terminar un mes…

No me sirvo

No me sirvo si te llevo al cielo sólo para bajarte al infierno. No me sirvo si me llamas y no estoy, si te espero cuando no estás, si te llamo cuando sales a la compra. No me sirvo si mis besos no te sanan, si mis palabras te hieren, si mi tiempo no es…